Introducción de sólidos

Me he roto la cabeza pensando qué darle de comer a mi hija durante sus primeros meses de sólidos para luego descubrir que era todo mucho más sencillo de lo que pensaba. Te cuento:

A partir de los 6 meses, si el bebé toma pecho, y a partir de los 4 meses, si toma biberón, es cuando debes introducir los sólidos en su dieta. Sin embargo las directrices a seguir dependen del país en las que el bebé nazca.

Después de leer infinidad de panfletos sobre la introducción de sólidos pregunté a una de las madres de La Liga de la Leche (asociación de apoyo a mujeres que dan el pecho). Ella me recomendó que leyese a mi bebé, que me dejara guiar por ella, que le diese sólidos cuando ella lo pidiera y la variedad que ella tolerara, siempre con sentido común (muy batido al principio porque no tiene dientes, nada de productos no curados o pasteurizados, nada de sal, azúcar o picantes) y vigilando su peso (los bebés no deben “adelgazar”, todo lo contrario tienen que crecer en peso). Su sistema digestivo se está formando. De ahí por cierto que sus caquitas ya no huelan tan “dulce” como antes…

Mi hija empezó a pedir sólidos a los 5 meses. Y desde entonces ha comido y bebido lo que ella ha tolerado y querido.
Siempre le separamos su porción antes de servir la nuestra y antes de condimentarla. Te diré lo que me ha servido:

  1. nos sentamos a la mesa todos, es un momento social y ella debe vernos comer porque los niños aprenden por imitación
  2. apartamos su ración antes de sazonar o condimentar y la batimos si aún no tiene dientes
  3. intentamos que nuestra dieta sea variada para que en estos primeros meses se acostumbre a todos los sabores posibles (esto sentará las bases de un mejor y más variado gusto)
  4. hacemos la comida divertida, le dejamos que ella toque, chupe y tire al suelo los alimentos. Está aprendiendo a comer y a practicar la ley de la gravedad ¡no lo olvides!
  5. la dejamos unas cucharas para que practique la técnica social de los cubiertos
  6. Nunca la forzamos a comer o beber, con eso sólo conseguirás que tome manía a determinados alimentos o que haga asociaciones erróneas entre comida y felicidad
  7. Como he dicho antes, los bebés aprenden por imitación. Aprenderán de tí. Dales ejemplo. Come sano y variado

En otras culturas la gente no es obesa ni está malnutrida porque come lo que necesita cuando lo necesita. Nosotros tenemos en la cabeza un enjambre de tablas alimentarias, horas de comidas, hábitos, etc., que nos hacen muchas veces perder la perspectiva. También tenemos enlaces erróneos entre comida/felicidad/culpabilidad, etc. Mucha gente en nuestra sociedad está bajo tratamiento psicológico para comer menos o más.

Enseña a tu hijo que comer es divertido, que se come o se bebe cuando se tiene hambre o sed y que se elige qué comer o beber entre alimentos y bebidas sanas.

Como bien sabes los bebés aprenden por repetición. De nada sirve que le regañes porque abre la boca mientras come o se despereza en la mesa, si tú haces lo mismo. Enseña con el ejemplo. Lo demás es demagogia. Y no te preocupes por las normas sociales, el manejo de los cubiertos, etc, en exceso. Es tiempo de jugar y descubrir. Ya habrá tiempo de aprender todas las convenciones. Y las aprenderá no te preocupes.

De nuevo, si está tomando leche de pecho mientras se introduce a los sólidos, sus necesidades nutricionales estarán cubiertas, aunque no las tuyas. Cuídate como lo hacías en el embarazo, casi más. Dar el pecho consume una media diaria de 500 calorías más, aparte del desgaste de Calcio. Consulta con tu nutricionista si tienes dudas.

Si toma biberón debes consultar con tu profesional de la salud qué cantidades y qué variedad de alimentos debe tomar. Si ves que sufre reacción ante algún alimento en especial consulta a tu médico. Normalmente tu bebé no irá a por ese alimento que le hace daño. Te dirá cuál es. A veces es sólo cuestión de introducirlo de nuevo más tarde, cuando su sistema digestivo esté más formado.
Sigue tus instintos, lee a tu bebé. Estás en el asiento del copiloto. Relájate y todo saldrá bien.

Artículos relacionados:

Deja tu comentario