Por favor, no me obligues a dar a luz tumbada

Dar a luz tumbada de espaldas es antinatural y contraproducente. Lo normal es que si te hacen dar a luz de espaldas sea más doloroso, tengas una episiotomía casi seguro y posibilidad alta de dañar tus músculos y huesos. Para el bebé tampoco es más fácil. Recuerda que él también está de parto. De espaldas tiene que sortear obstáculos para salir al mundo y ni siquiera tiene la fuerza de la gravedad para ayudarse. Sólo tiene a una madre haciendo esfuerzos sobrehumanos para empujarle fuera (la mayoría de los casos “animada” por un entrenador “¿Tengo que empujar cuando esté dando a luz?

Dar a luz tumbada sólo beneficia a la persona o personas que atienden el parto porque así tienen mejor perspectiva de lo que está sucediendo. Si piensas que exagero coge un libro de ciencias naturales y observa la curvatura de tu espalda y la pelvis. Para dar a luz de espaldas el bebé y tú tenéis que sortear la curvatura ósea, subir una montaña para luego volver a bajar. En cualquier otra postura el nacimiento es mucho más sencillo. Si la madre está incorporada o semi incorporada la gravedad ayuda al niño a descender. Si la madre decide ponerse en la posición “cuatro patas” el bebé tiene más fácil la rotación y descenso. Incluso de lado es más beneficioso que boca arriba.

Por alguna extraña razón, muchas mujeres son obligadas a subir a una cama por los mismos profesionales que se supone deben cuidar de ellas. Hay algunas excepciones en las que el uso de la cama se hace necesario, por ejemplo con el uso de epidural, ya que la parturienta tiene anestesiado medio cuerpo, aunque aún así siempre es recomendable dar a luz todo lo incorporada que se pueda o de lado, ya que al no sentir lo que está pasando al pujar se puede dañar músculos, huesos y otros tejidos involucrados. Pídele a tu acompañante o a los profesionales que estén contigo que te ayuden a moverte en alguna postura más favorable. Una doula, de nuevo, puede resultar utilísima. No incluyo aquí el caso de cesárea ya que el bebé no pasa por el canal de parto y además los cirujanos deben tener una posición privilegiada para poder ser efectivos.

Si la madre no está anestesiada es tan fácil como dejarla moverse y actuar de la manera que su cuerpo le dicta. El bebé manda claros mensajes a su madre para que ésta se coloque o haga lo que tiene que hacer para ayudarle a salir. Cualquier sugerencia sobra. Una madre no anestesiada dando a luz sabe lo que siente y cómo lo siente, sabe si quiere pasear o si no, si quiere recostarse o si no, si quiere ponerse de cuclillas o si no, etc. Y normalmente hará todo esto lejos de la cama.

Ninguna madre se tumba voluntariamente para dar a luz. Por lógica.

Artículos relacionados:

One thought on “Por favor, no me obligues a dar a luz tumbada

  1. Si no se desgarrarían hasta el ano en la horizontal en algunos casos. También en esta es mas fácil la protección periné al y extracción del feto,mientras que en vertical teniendo en cuenta la inclinación vaginal-45o

Deja tu comentario