El destete natural

Si has esperado a que tu hijo se destete naturalmente el momento llega, tarde o temprano. El primer síntoma de que lo va a hacer aparece cuando tu hijo comienza a tomar y pedir sólidos, ya no le interesa sólo el pecho. Ahora quiere más. Puede que más tarde esté muy ocupado durante el día, puede que ya ande, que corra y que no tenga tiempo para pedirte pecho. Puede que en la noche lo suelte antes de quedarse dormido. E incluso que se dé la vuelta como diciendo “ya no quiero más, puedes retirarte”. Puede que ya no se despierte tanto por la noche o incluso que haya noches que no te pida pecho en absoluto. Tu leche se irá retirando, poco a poco, siguiendo lo que dicte tu hijo al mamar. Si vuelve a mamar más, más leche vendrá de nuevo. No debes preocuparte por la producción de leche: si has pasado los primeros meses y sigues amamantando bajo demanda, sea cual sea la demanda, no te va a faltar. El cuerpo de la mujer es así de sabio.

Si bien es verdad que una mayoría de niños se desteta antes de los 4 años los hay que llegan algo más tarde en el tiempo y otros que lo dejan antes de cumplir el año. Depende de tu hijo. Le costará más si no le prestas atención o si pretendes forzarle a dejarlo. Sea cual sea el tiempo que amamantes es importante que sea un tiempo precioso para ambos y que lo disfrutes tú tanto como él. Adecúa el entorno para que eso sea posible. Si sientes la necesidad de dejar de amamantar no te fuerces: el amamantamiento debe ser disfrute para ambos, de otro modo no funciona y puede ser incluso contraproducente (como destetar…). Es normal a veces estar cansada o frustrada, pero eso también le pasa a las madres que no amamantan. Siempre analiza por qué lo estás e intenta poner remedio. A veces con pequeños cambios en tu modo de vida encuentras grandes diferencias.

El destete natural es un proceso curioso. Un día, aparentemente como cualquier otro, tu hijo ya no quiere más. Rechaza el pecho. A lo mejor luego vuelve a pedirlo. Y así hasta que decida dejarlo del todo. Es su forma de probar, de ver que sin pecho también se vive, de ver que está comenzando su camino independiente de mamá.

Cuando se destete por sí mismo tendrás una mezcla de sentimientos, por un lado te sentirás rechazada, por otro la sensación de satisfacción que sentirás sobrepasará todas tus expectativas. Lo has logrado, has hecho que sea él mismo el que decida cuándo y cómo quiere hacerlo. Le has dado amor y entrega incondicional por el tiempo que haya durado el amamantamiento. Él ha aprendido que no es una extensión tuya, que puede vivir a tu lado pero siendo una personita independiente. Te sientes la madre más orgullosa de la tierra.

El “amor líquido” ha dado su fruto. Y sus legados pertenecerán a tu hijo para siempre. Le has entregado el mejor regalo.

Enhorabuena.

Artículos relacionados:

6 thoughts on “El destete natural

  1. Precioso artículo. El día de mañana y cuando Dios decida bendecirme dándome un hijo, si puedo, yo también le daré pecho y lo amamantaré hasta que mi hijo lo decida. Digo si puedo porque mi madre no pudo dárme ya que nací prematura y no le dejaban sacarse la leche para dárme asi que me dieron biberón.

  2. Afortunadamente hoy en día a los prematuros (salvo en casos muy raros) también se les da el pecho antes o después (con jeringa, etc.), es una pena que a tu madre no la dejaran hacerlo. Y es desgraciado que hoy en día aún siga pasando en algunos hospitales que no tienen a personal formado en lactancia. Pero en tu caso, seguro que puedes amamantar a tu [email protected] cuando llegue el momento. Lees, te informas y encima tienes ganas de hacerlo. Lo tienes todo para triunfar. Gracias por tu comentario.

  3. Qué lindo artículo! Muchas gracias! Mi pequeña comienza a dar signos de destete y es bueno saber que no es algo negativo para ella, que está creciendo.

  4. Me he emocionado al leer tu post. Será que ando bastante sensible con el tema, pues tengo la sensación de que mi pequeñaja de once meses está dando signos de destete. Así es como he encontrado tu post. Algo he leído también sobre ‘huelgas de lactancia’, pero no tengo experiencia con ellas y no sé si será el caso… El tiempo y mi enanita dirán…

    Gracias.

Deja tu comentario