Babog Rotating Header Image

Me han dicho que el bebé va a ser grande

Muchas mamis tienen embarazos ansiosos porque asumen o les han dicho o les han llegado a diagnosticar que el bebé va ser “muy grande”. La asunción, lo que te han dicho, lo que oyes puedes eliminarlo ya que es todo sugestión, todo negativo, información que sólo te hace daño a ti y a tu bebé. Pero ¿qué pasa cuando lo diagnostican?

Es muy difícil diagnosticar con certeza algo semejante. En primer lugar porque la pelvis no es una estructura fija. Durante el embarazo y el parto la hormona denominada relaxina hace más suave los ligamentos que unen los huesos pélvicos, por lo que ésta se expande según la mujer y el tipo de embarazo. La postura que adoptes en el parto también ayuda a expandir la pelvis, en cuclillas tu pelvis puede expandirse ¡¡hasta un 30% !!

Por otro lado los huesos de la cabecita de tu bebé no están soldados, por eso tu bebé tiene las llamadas fontanelas. Cada bebé tiene capacidad distinta de amoldar su cabeza al parto. La posición que adopte el bebé durante el parto también es crucial. Si el bebé se malposiciona entonces el parto vaginal no es posible independientemente del tamaño que tenga.

Hay mujeres muy bajitas que dan a luz de forma natural a hijos grandes y pesados sin complicación, hay mujeres grandes, altas y robustas que no dan a luz vaginalmente a hijos pequeños por alguna complicación. Cada mujer es única, al igual que cada bebé y cada parto.

En caso de complicación tienes a los expertos al alcance, comadronas o médicos en partos en casa, comadronas o médicos en hospitales. No pierdas tu energía pensando en ello. Déjalo en manos de los profesionales que son los que pueden ayudarte.

Emplea tu energía en soñar con un parto natural, vaginal, donde tú y tu bebé sois los que dictáis el rumbo. Lo que depende de ti es la actitud al respecto. Relájate. Disfruta de tu embarazo y de tu tripa, sea ésta grande o pequeña. Confía en la naturaleza, que es sabia. En tu cuerpo, en el diseño exclusivo de tu cuerpo y el de tu bebé, en la unicidad de tu parto.

Artículos relacionados:


Metodo NF - Nacimiento Feliz

El Secreto de un Nacimiento Feliz

Método NF ® (Nacimiento Feliz):
  • compatible con cualquier método de preparación al nacimiento,
  • añade herramientas para que utilices desde tu interior. Herramientas válidas para cualesquiera que sean las circunstancias externas y el contexto en que te encuentres durante el embarazo, el nacimiento y el puerperio
  • a distancia,
  • a tu ritmo,
  • como y donde tu quieras.
  • Programa completo: Libro en formato PDF elaborado con técnicas de PNL y material de Auto Hipnosis en formato MP3: 54,95€ (IVA incluido)

¿Qué es el Método NF (Nacimiento Feliz)?...
Adquiérelo ya en NacimientoFeliz.com

Creado y recomendado por Raquel Murillo,
autora de Babóg.org

5 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Muchas mamis tienen embarazos ansiosos porque asumen o les han dicho o les han llegado a diagnosticar que el bebé va ser ?muy grande?. La asunción, lo que te han dicho, lo que oyes puedes eliminarlo ya que es todo sugestión,…

  2. Yolanda dice:

    Hola, Raquel:
    Me gustaría que algún día nos guiaras en cómo afrontar esa nueva etapa que empiezas desde el punto de vista de las comparaciones con otros adultos. Es inevitable que al ser seres sociales, comentemos, hablemos, compartamos experiencias con otros padres y madres, y siempre haya, por desgracia, aquél o aquella por encima de la verdad que te haga sentirte insegura en tu nuevo papel. Muchas veces, como resultado de la interacción de nuestro hijo/a con otros/as niños/as.Aunque todos y todas sepamos lo que queremos para guiar a nuestro hijos/as, es inevitable que se quede ese zumbido de mosca cojonera que te dice al oído: esto no se hace así o asá. Cuando esa persona es alguien de tu familia, el papel está bien identificado y bien sabemos decir: “ya estamos…”; por lo que solemos adoptar posturas más asertivas. Pero hay situaciones cotidianas, como las de ir a un parque y compartir experiencias, que pueden convertirse en algo frustrante si no estamos preparados para tener claro nuestro papel y saber cómo volver a case en un buen estado de confianza…esto se puede vivir desde los primeros momentos en que sales con tu bebé.
    Yo he estado a veces a punto de utilizar la escabadora de mi hija, o hacer la catapulta con el pañal sucio…

    Eres siempre una luz ….gracias

  3. Yolanda dice:

    Quisiera comentar una experiencia “religiosa” que viví en mi primer embarazo: había sufrido una rotura de coxis en mi juventud que por circunstancias, no pude ser asistida. Una amiga nuestra me aseguró, cuando le expresé mi pánico al parto,que me tenían que romper el coxis durante el nacimiento de mi hija para que pudiera ir todo bien. Me lo dijo con tanta seguridad, que recuerdo que aquella noche, a mi marido y a mí casi nos da un yuyu.
    Se lo conté a mi ginecóloga, y creo que también le debió dar a ella otro tras la mesa de su consulta de intentar aguantarse la risa. Era como decir que para comer pipas, antes te tenías que arrancar los dientes atando una cuerda a la puerta del garaje…
    Por eso me parece tan importante esta página…como dice Raquel, hay que estar bien informadas. Es decir, leer mucho y bien.
    Por cierto, que tuve a mis dos hijas, una detrás de otra sin ningún contratiempo ni rotura ósea de ningún tipo, y actualmente, el final de mi espalda sigue tan estupendamente mal como antes pero seguimos llevándonos bien.
    Creo, Raquel, que estás ayudando a muchas futuras mamás y futuros papás y a los/as que ya están metidos en “este lío gordo gordo”..jejejeje, porque es un gustazo tus consejos y el enfoque que le das a cada tema.

  4. Raquel dice:

    pobre tú! menudo susto debiste pasar! Como bien dices nadie se rompe ningún hueso para dar a luz. Con esos comentarios no sólo se consigue hacer un embarazo estresante, también se perpetua este miedo infundado a dar a luz que desgraciadamente nos acompaña a las mujeres en nuestras sociedades “civilizadas”. Gracias a ti por compartir tu experiencia, eso sí que ayuda a las mamás.

  5. Raquel dice:

    Ante todo nada de catapultas :) Dicen que se imita lo que persevera, es decir, que si el 80% del tiempo están contigo o con personas cuyo modelo a seguir es bueno para el niñ@ no pasa nada porque el otro 20% vean a su alrededor comportamientos poco apropiados. El mensaje que les queda es el de la mayoría. Pueden imitar a corto plazo el mal comportamiento pero terminan por desestimarlo: no vale en su ambiente, no se consigue nada con ello. Viven en el mundo y el mundo está lleno de colores. El problema radica en si el mal comportamiento que ven en ese 20% les daña de alguna manera: física, psicológica…Entonces debes evitar el trato con esas personas para que el niño no se contamine innecesariamente. Nadie tiene derecho a faltar el respeto a nadie. Si ves que en algún momento eso pasa o tu hij@ presencia algo así, a jugar a otro sitio!! Muchas gracias por compartir este comentario con nosotr@s

Deja un comentario