Paño húmedo en el perineo

El masaje perineal no se debe aplicar cuando el bebé está naciendo ya que puede producir que el perineo se inflame, siempre debes realizarlo semanas antes del nacimiento y tiene beneficios probados.

Se ha demostrado que aplicar un paño templado durante lo que se denomina expulsivo (o lo que yo llamo nacimiento del bebé) también es muy beneficioso. Lo ideal: que pases todo el tiempo que puedas en agua durante el nacimiento, preferiblemente dentro de ella, en una bañera o piscina ya que el efecto relajante y reblandeciente del agua está aquí en todo su esplendor.

Cuando sientas las ganas de dejar que tu bebé entre en este mundo es el momento de aplicar el paño húmedo. Pide siempre a tu comadrona, médico o acompañante que lo haga por tí. Para ello que caliente agua en un recipiente a temperatura templada, tócala con tu brazo para ver que no va a quemarte o que está demasiado fría. Puedes añadir si lo deseas aceites esenciales aptos para este momento. Tu aromaterapeuta puede ayudarte (2 gotas de Lavanda, 2 de Manzanilla Romana y 2 de Geranio suelen servir). Coge una toalla pequeña limpia y empápala del agua. Aplícala sobre el perineo.

La madre es la que en todo momento va a decir si le ayuda o no el paño húmedo en esa zona. Deja de hacerlo si te molesta o no te ayuda. Sobre todo, ya sabes: deja que tu cuerpo te diga lo que hay que hacer, sigue sus instrucciones. Echa un vistazo a “¿Tengo qué empujar cuando esté dando a luz?

Artículos relacionados:

Deja tu comentario