¿Los bebés comparten?

Hasta los 3 años aproximadamente los bebés sólo atienden a sus necesidades y no se ponen en el lugar del otro, por mucho que les expliquemos, les forcemos, les castiguemos o les ignoremos.

En esas edades cogen juguetes u objetos de otros niños como si los cogieran de una estantería. En parte esto es consecuencia de lo que ven. En nuestra cultura valoramos los objetos, la propiedad privada y desde pequeños lo inculcamos: este es tu vaso, esta es tu silla, esta es tu manta, este es mi sillón, este es mi escritorio, etc. Luego cuando vienen [email protected] niñ@s pretendemos que compartan.

Lo milagroso es que [email protected] niñ@s terminan compartiendo porque su propia naturaleza humana es así, es social. Cuando uno comparte tiene más beneficios, no sólo en el juego. A no ser que lo impidamos, tarde o temprano prefieren jugar en grupo que solos.

En vez de hacer moralejas o castigar a tu [email protected] por no compartir, sirve de ejemplo y respeta sus tiempos de aprendizaje. Normalmente quien se enoja cuando un bebé no quiere compartir son los adultos, no [email protected] [email protected] niñ@s, que normalmente lloran al ver nuestra reacción o al buscarla.

Es gracioso cómo [email protected] [email protected] dicen que el compartir se enseña y que debe enseñarse, lo que se traduce en las escuelas y casas como un imperativo “hay que compartir”, lo que a su vez se traduce en niñ@s que comparten por miedo a las represalias y no porque de verdad hayan alcanzado la madurez suficiente para hacerlo por sus propios medios y deducciones.

Enseñar no es imponer. Enseñar es hacer posible, dar ejemplo y respetar que el/la niñ@ aprenda por sí [email protected]

Foto: Flickr

Artículos relacionados:

One thought on “¿Los bebés comparten?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja tu comentario