Lo que deberías aprender antes de aprender

Pedí este libro y llegó a mi pantalla. Debo reconocer que es la primera vez en mi vida que leo en formato electrónico, soy de la antigua usanza, de papel y pasta, y sentarme frente a la pantalla se me hacía duro, pero no podía esperar. Ahora tienes la fortuna de poder adquirirlo también en papel, por si eres antigu@ como yo.

El autor sólo quiere revisiones si sirven de algo a la gente que las lee. Al principio le sorprendió que quisiera publicar una ya que Babog.org está dedicado a la crianza, los embarazos, los nacimientos…¿cómo podía interesar a [email protected] lectores de mi blog una revisión sobre un libro de memorización, técnicas de estudio, etc? Para profundizar en ello quiero contarte primero mi experiencia personal al leerlo.

La primera grata sorpresa: no pude parar de leer. Normalmente dejo lo que no me interesa, no puedo terminarlo, pero este caso fue distinto, incluso cuando nuestras materias parecían desencaminadas. Tras leerlo vino la reflexión: creo que lo único que he hecho bien en cuanto al estudio en mi vida ha sido aplicar Pareto (una de las técnicas que explica el autor), porque desde los 16 años siempre he trabajado y estudiado, entonces tenía que ir al grano si quería aprobar. Lo demás era desconocido.

La parte técnica del libro me sorprendió. Las técnicas de estudio para mí eran unas desconocidas, algo a lo que sólo [email protected] tenían acceso. Y de repente estaban ahí, en mi pantalla, y al alcance de todo el mundo desde www.elartedelamemoria.org. Y gratis. Ménudo lujo, pienso, los tiempos han cambiado. Aunque debo reconocer que algunas partes técnicas se me hacían cuesta arriba. Con el tiempo me he dado cuenta de que probablemente sea por el blindaje que mi mente ha ido forjando a lo largo de los años (nadie me va a decir ahora a mí, a estas alturas, cómo estudiar, estaría bueno). Poco a poco voy entendiéndolas más y usándolas, dándome cuenta de que soy yo, y no ellas, la difícil de pelar.

Después de bucear entre estas técnicas me doy cuenta de todo el esfuerzo perdido, de todas las cosas que pude aprender y no supe, de que no hubiera sido mala idea acercarme y preguntar a [email protected] que sacaban mejores notas, “oye, y tú ¿cómo lo haces?” y no por ello ser menos lista que los demás.

Pero sin duda la parte que más ha conmovido mis entrañas es la parte de crecimiento personal, el darme cuenta de cómo he ido reptando de un estudio a otro, de cómo he pasado largos años de mi vida alimentando las pasiones de [email protected], y no las mías, de cómo he llenado un extenso currículum enferma hasta la médula de “titulitis”, pero de contenidos vacíos para mí.

Si hubiera cogido este libro antes hubiera cambiado unos diez años de estudio, por diez años de vida y de estudio de esa vida. Por suerte nunca es tarde y la fortuna de haber conocido al autor hace ya algunos años, me ha hecho rectificar y vivir mi pasión, que plasmo en Babog.org cada semana, y así llenar mi existencia. Y, sobre todo, no estoy cometiendo el mismo error con mis hijas.

Entonces, ¿qué tiene que ver este libro con la crianza? Este libro no sólo puede ayudar a [email protected] [email protected] a conseguir mejores resultados en menos tiempo y en usar ese tiempo en lo que verdaderamente importa: vivir. Este libro también puede ayudar a los padres, a aquellos que obligan a estudiar a sus [email protected] largas horas sin saber, y a aquellos que estudian [email protected] [email protected] sin parar, obteniendo títulos, uno y otro y otro y otro. Y se olvidan en ese camino alocado de [email protected] [email protected] y de sus [email protected]

No es raro escuchar a padres que quieren que sus hijos hablen 12 idiomas, saquen dieces sin parar, sean los mejores… cuando lo importante es descubrir quién eres, qué es lo que quieres hacer en la vida y cómo. Hay [email protected] que envejecen sin descubrirlo, arrastrando las vidas que [email protected] quieren para [email protected]

Recomendaría este libro a todo el mundo, mayores, pequeños, jóvenes, no tan jóvenes. Me consta que es útil para gente que prepara exámenes y demás, pero lo que a mí me gustaría es que llegara a gente que, como yo en el pasado, está confusa, a todos esos jóvenes que no saben qué hacer, a [email protected] [email protected] [email protected] que siguen formándose sin parar, que alimentan unos currículums indestructibles, pero que siguen sin ser felices, para que rectifiquen, que nunca es tarde. Y, sobre todo, que no le hagan lo mismo a sus [email protected], que rompan ese legado con conciencia.

Lo que deberías aprender antes de aprender” es para [email protected] [email protected] que quieran vivir y ser. Y de eso trata la crianza, de facilitar ese proceso.

Gracias Luis por este regalo para mí y para [email protected] los que queramos recibirlo.

Más información sobre el libro y cómo adquirirlo en:

http://www.elartedelamemoria.org/libro/

Artículos relacionados:

3 thoughts on “Lo que deberías aprender antes de aprender

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Me interesa leer este libro me impresiona muy bien el comentario, dónde puedo comprarlo, vivo en Córdoba argentina.Gracias

Deja tu comentario