Amniocentesis

Amniocentesis es la palabra de moda en España: no sólo es “optativa” para todas aquellas mamás que “no quieran tener un hijo con ningún síndrome” sino que además es “obligatoria” para aquellas mamás que hayan “superado” ciertas edades, en el caso español, los 35 años.

Esta prueba consiste en pinchar una aguja muy larga en la tripa de la mamá para coger muestra del líquido amniótico que rodea al bebé. Se hace a la vez una ecografía para reducir las probabilidades de pinchar accidentalmente al bebé. Con esta prueba se puede determinar el sexo del bebé y si hay alguna anomalía cromosómica y/o defectos del tubo neural. Se suele realizar entre la semana 15-18 de embarazo y los resultados se suelen recoger pasadas 2-3 semanas. A veces, hay que repetir la prueba.

La edad de 35 años se escogió porque a esa edad, las posibilidades de tener un bebé con una condición cromosómica es igual o más alta que el riesgo de dañar al bebé o causar un aborto realizando esta prueba (en 2003 en EEUU esta posibilidad era de 1.5%).

Se comenzó a hacer esta prueba rutinariamente tras denuncias a médicos por parte de pa/madres que habían tenido [email protected] con Síndrome de Down y no habían sido informados de la existencia de esta prueba.

Es una prueba que sirve para “asegurar” que el bebé es sano cromosómicamente. A nivel emocional se pide a la mamá que siga cuidando a su bebé en el útero pero que esté atenta y dispuesta a abortarlo cuanto antes si los resultados no son los deseados. ¿No es eso mucha presión para una mamá?

¿No estamos eligiendo, contra natura, qué tipo de fenotipo queremos?

Meike, amiga alemana que ha trabajo durante años con [email protected] y [email protected] con Síndrome de Down me contaba todo lo que aprende y disfruta con [email protected] y todo lo que la vida enseña en ese camino. Se sentía orgullosa de esa “responsabilidad” y muy afortunada. Se quejaba de lo poco que conoce la sociedad a [email protected] con “síndromes”.

Por otro lado, Tomás, médico de profesión, me alertaba hace poco del “gasto social” que supone “cuidar” a personas con discapacidades y la gran responsabilidad de hacerlo.

Como dice Ina May Gaskin*, y en quien he basado todo este artículo y gran parte de mi vida como madre “con cada anmio hay dos remotas posibilidades: una la posibilidad de tener un hijo con Síndrome de Down” (aunque pequeño pero hay un porcentaje de error en la prueba) , “ la otra es tener un aborto provocado por la amnio. Recuerda: una amnio nunca ha curado nada

* Ina May’s Guide to Childbirth, Ina May Gaskin, 2003.

Imagen de: betacontinua

Artículos relacionados:

9 thoughts on “Amniocentesis

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Todavía lo estoy digiriendo, conocía esta prueba, pero al menos hasta donde yo sabía en mi país sólo se realiza en caso de “sospecha”. Me parece tan frío decidir si eres madre de ese bebé solo en la medida que esté sano… que sociedad cruel que hemos creado la verdad.
    Recuerdo que cuando estábamos embarazados nuestro médico nos recomendó no realizar ninguna ecografía hasta pasados los 5 meses, cuando lo comentamos con unos padres recientes nos dijeron que era absolutamente irresponsable que ellos no había asumido el embarazo completamente hasta que les dijeron que el bebé era sano y que no hacer una ecografía hasta el 5 mes te quitaba la posibilidad de abortarlo… sin palabras, estaban hablando de mi hija no de una compra en el supermercado.
    Abrazos

  3. Gracias por este comentario y felicidades a vuestra hija y a [email protected] Lo irresponsable es pretender dirigir el universo y la naturaleza, en vez de amar y respetar. Besos.

  4. Bueno, sin entrar en polémicas, sólo aclarar algo que no es verdad. La amniocentesis no es obligatoria a partir de los 35 en España. No estoy segura de la edad, pero creo que es a partir de los 38 o de los 40.
    Un saludo

  5. Gracias Carmen! lo cambio de inmediato por “amablemente ofertada”. Supongo que a las mamás de 38 o 40 no se las obliga tampoco, ¿verdad? “Obligatorio” en realidad es un término gracioso…gracias por la aclaración! besos!

  6. Me parece imparcial su artículo y no estoy del todo acuerdo. La amniocentesis aparte de diagnosticar un síndrome de down , también diagnostica síndrome de edwards y síndrome de Patau, ambos incompatibles con la vida. Aparte de esto a veces se utiliza para diagnosticar posibles infecciones fetales tales como el citomegalovirus y a partir de ahí se instaura un tratamiento y en estos casos sí que es útil la amniocentesis porque sabiendo que el feto está contagiado, aplicamos un tratamiento y se reducen las secuelas que puede producir esa infección, así que eso de nunca una maniobra ha curado nada es totalmente falso. Lo hablo con conocimiento de causa tanto por experiencia como por ser enfermera especialista en pediatría. La amniocentesis no sólo sirve para el síndrome de Down.

  7. Y tiene toda la razón Clara. Esto es lo que pensaba hace unos años. El post si se da cuenta es muy antiguo. Además es mi blog personal, es decir que es muy muy muy imparcial.

    Ahora el tiempo ha pasado, y si me pregunta personalmente, probablemente me sometería por lo menos a una ecografía por parto. Confío en la medicina mucho más que antes. Este blog pretende, entre otras cosas, que las mamás se den cuenta de que internet es el lugar donde todo el mundo escribe, y que hay que tener un poco de criterio propio. También es cierto que conozco a una mamá que se la diagnosticó a traves de una eco con que su bebé tenía síndrome de Edwards, estuvo a punto de abortar, luego decidieron que no, que seguirían hasta que se pudiera, para finalmente dar a luz a un bebé sano.Las máquinas también se equivocan como usted sabrá bien si se dedica a ello. Muchas gracias y siga con su buena labor.Un saludo cordial.

Deja tu comentario