Pon un espejo en tu vida

Entre los 6 y los 18 meses de edad aparece la fase denominada “estadio del espejo” descrita por psicólogos o psicoanalistas como Wallon o Lacan.

En un determinado momento el bebé percibe su imagen en el espejo pero sin saber aún que es la suya, creyendo que se trata de otro ser real. Si ve en el espejo a otra persona sonríe, contesta, pero al volverse y mirarles les parece que ve doble. Más allá de los nueve meses el bebé ya tiende la mano al cristal, sorprendido de no poder tocar a esa “otra persona”.

Meses más tarde comprende que el espejo refleja imágenes y se convierte en uno de sus juegos favoritos: se sonríe, lame, toca…

Entre los 12 y los 18 meses (algunos bebés antes de estas edades, [email protected] después) comprende que el reflejo en el espejo no es un ser real, sino eso, un reflejo.

Esta etapa es muy importante porque coincide con un importante salto a la independencia, al conocimiento del “yo”.

Cuelga un espejo a su altura y disfruta del espectáculo.

Vale la pena. Yo ya tengo todos los espejos de casa chupeteados sin parar 🙂

Amor

Imagen de: crimfants

Artículos relacionados:

2 thoughts on “Pon un espejo en tu vida

  1. Je je qué recuerdos, en casa (alquilada) los armarios grandes están forrados de espejo (un horror) pero Raquel, lo que ha dado de sí el tema. Antes era la nena y hace mucho ya, yo. Y lo mejor es que los puedes enfrentar y ella se pone en medio y había “muuuuuchas nenas”

Deja tu comentario