Ir hacia

Ir hacia la paz interiorLa crisis que vivimos no es sólo económica, como sabemos es una crisis de valores. Hay quien piensa que las profecías que afirmaban que el 2012 era el fin del mundo, se referían al fin del mundo como lo conocíamos, el fin de una etapa, el comienzo de un nuevo paradigma, de una nueva consciencia.

Leo en los medios medidas, protestas, manifestaciones, asambleas…  acá y allá.

Hace años militaba en un montón de buenas causas, algunas con tendencias políticas, otras no, creía que el cambio venía con el activismo y cada oportunidad de ayudar se convertía en un deber. Me descorazonaba al ver que la diferencia no terminaba por llegar. Sentía a menudo frustración, tristeza e incluso ira. Me movía “en contra”.

A lo largo de la historia de la humanidad siempre ha habido movimientos subersivos, resistentes, opositores, que intentaban o que consiguieron marcar diferencias.

Hay cosas que se pueden cambiar de fuera a dentro, claro que si, dialogando, compartiendo, expresando. Pero si el cambio se realiza de dentro hacia fuera, entonces el cambio es brutal y permanente.

Cuando el cambio externo no está acompañado por un cambio interno, incluso las mejores intenciones por mejorar cosas externas a [email protected] mutan muchas veces en arrogancia y nos impiden ver con claridad. Con cuánta gente he discutido mil veces creyendo tener la verdad, a cuá[email protected] he considerado ignorantes o fuera de mi grupo social/intelectual sólo por hacer las cosas cómo yo no quería.

Cuánto me arrepiento de esto. Qué oportunidades tan claras de aprender y mejorar tuve delante y dejé pasar por creerme con “la verdad”.

Y la arrogancia toca todos los campos, da igual lo noble de la empresa. En este mundo de los embarazos, nacimientos y crianzas hay egos e infancias carentes de amor aquí, allá: da a luz de esta forma y no de esta otra, te publico si eres mi [email protected] si no no, lee mi libro y no este otro…

Al ir “en contra” nos olvidamos de esas personas vulnerables que ponemos en medio de nuestras luchas de poderes, a esos papás, mamás y bebés que manipulamos para llevar la razón.

Leía estos días un antiguo artículo en la revista Ode (“According to Ode, The most admired person in the world today”, Volume 3, Issue 6, July/August 05) sobre la persona más admirada en el mundo en el 2005 según sus lectores. El ganador era el Dalai Lama.

En 1959 China invadió Tibet. El Dalai Lama como representante tibetano no se declaró “en contra” de esa invasión. Ni denunció las atrocidades. El Dalai Lama mostró paz y compasión por la gente de China que fue llevada a actuar contra su pueblo, según él, sin saber que en el fondo no querían hacerlo. Nunca ha hecho llamamientos a la venganza.

El Dalai Lama sabe que el ser humano es bueno por naturaleza y que [email protected] que asesinan, roban, manipulan, mienten o hacen daño en general, son [email protected] [email protected] Porque no han recibido todo el amor que necesitaban para crecer en todo su esplendor.

Las verdaderas armas políticas y sociales del futuro somos [email protected] pa/madres. Tenemos entre manos el germen del cambio, una gran responsabilidad.

Ámate, conoce qué mueve tus hilos, y así, [email protected], ama a tus [email protected], y ama a tu prójimo (aunque esta frase esté tan usada que haya perdido el sentido) del todo, libremente, demuestra día a día que [email protected] somos [email protected] Enséña a tus [email protected] con el ejemplo a incluir, entender, respetar, incluso a aquellos que parecen hacer cosas difíciles de entender.

Ir “en contra” causa desasosiego. “Ir hacia” es un proyecto mucho más saludable, incluyente y feliz.

Ode destaca al final de su artículo la paradoja: el mundo conoce al Dalai Lama como un gigante de la paz porque China invadió Tibet en 1959.

 

Imagen de: thefost

Artículos relacionados:

5 thoughts on “Ir hacia

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Cómo me alimentan tus palabras! Evocan pensamientos, sensaciones y vivencias que contínuamente han estado ahí y siguen estando. [email protected] van cobrando nitidez y puedo verlos con sus contornos definidos, [email protected] aún son confusos y vuelven a reaparecer como fantasmas llenos de miedo esperando la resolución que no has podido dar en su momento, como una foto aún sin revelar o revelada a medias. Pero necesito hablar y contrastar para darme cuenta y abordarlos de la manera adecuada para seguir caminando por la vida.
    Por eso os necesito. Desde lo más profundo y auténtico de mi ser agradezco al universo que en mi vida aparezcan personas como [email protected]
    que me quieren como soy pero que comparten la experiencia más lúcida y consciente de sus vidas para ayudarme y
    poder ver con más claridad cómo desenvolverme en el camino cuando parece que se cierra y llega la noche oscura sin luna.
    Besos
    Paco

  3. Paco…que palabras tan bellas. Tu eres parte de todo este entramado y raíz de muchas reflexiones. Hablamos pronto y nos seguimos encontrando en cada palabra. Besos y amor

  4. Hola Raquel,
    recojo varias cosas que me han gustado especialmente:
    – el cambio interno, personal y perfectamente visible desde el exterior;
    – La posibilidad, conveniencia y necesidad de educar a [email protected] [email protected] en la paz, los valores, etc. Y sobre todo de ejercer de ejemplo vivo del cambio que queremos ver en el mundo.

    Me ha gustado mucho tu post y me alegro mucho de esta visita de viernes que nos une a las dos 🙂

    Un abrazo,

    Laura
    http://www.elviajedelatortugablanca.blogspot.com

Deja tu comentario