Cuando el embarazo te obliga a limpiar el coche

Recuerdo aquel día en el que estaba embarazada de 8 meses, casi 9.

Abrí los ojos por la mañana y desde mi cama pensé “hoy tengo que lavar el coche”.

Normalmente usamos un autolavado cuando queremos limpiarlo, pero esa mañana tenía que ser yo quién lo hiciera. Había algo dentro de mí que me impulsaba a hacerlo.

Luis estaba leyendo en el estudio, así que me levanté, me vestí con traje de faena, me puse unas zapatillas de deporte como pude (mi gran tripa ya no me dejaba ver mis pies) y me dispuse a llenar un cubo de agua caliente. Read More