Se nos ha muerto una luz

La vida y la muerte van de la mano, como la luz y la oscuridad. Lo olvidamos a menudo.

Hace unas semanas mi mundo se tambaleaba porque alguien conocido moría.

La muerte te toca cuando pasa de cerca, te roza. Si es de lejos no molesta, a no ser que mueran muchos de tu misma raza o nacionalidad y además se monté un reality show al respecto en los medios.

Pero si la muerte pasa muy de cerca, te hace temblar, te enfría.

La escena de la muerte depende de quien la cuente, los muertos no hablan.

A grandes rasgos esta es la historia que me llegó: madre de tres hijos pequeños, 6 años, 3 años y 1 año. Sola, en gran chalet con vistas al valle y numerosas habitaciones. Con piscina de verano en el porche. Read More

La Comunidad

La necesidad de la ComunidadMi madre siempre me ha dicho que estos tiempos son mejores que los suyos, cuando vivían [email protected] [email protected] compartiendo casa: primos, tíos, [email protected] Recuerdo siendo pequeña, cuando mis padres se “independizaron” de la gran familia y montaron la suya propia. La gente de clase media/baja vivía en bloques de pisos, en Madrid, mi ciudad. Los vecinos del bloque de pisos de mis padres eran mi familia. Recuerdo ir de un piso a otro recibiendo besos y abrazos, jugando, saltando, riendo. Read More