Espero un hijo en tiempos de crisis

A no ser que vivas en una cueva sin contacto con el exterior seguramente ya sabes que hay una crisis económica por la que el mundo se tambalea. Por todas partes se anuncia la catástrofe: gente que pierde sus trabajos, sus casas, empresas que cierran… Todo negativo, malo, oscuro. Y tras la percepción de las malas noticias viene la reacción: ansiedad, miedo, pena, estrés.

¿Tiene algo de bueno sentir así? ¿percibir así la realidad?

La respuesta es “No”.

Si escuchas y percibes tragedias sin hacer nada al respecto sólo sufres porque te sientes incapaz de cambiar la realidad. Si haces algo al respecto reaccionando por miedo, tus respuestas no son meditadas y probablemente no te hagan feliz sino que sólo “evitarán un mal mayor”. Read More