Embarazo consciente y las molestias

Semana 7. Tengo vómitos. Y nauseas. Debilidad. Malestar. Con mi primera hija no fue tan intenso, nunca vomité. Ahora lo hago sin parar, ni siquiera puedo beber líquidos. Cuando me relajo, me tumbo y cierro los ojos me siento mucho mejor.

Siento rabia, quería ser de esas madres que dicen “yo soy supermamá porque tengo diez hijos y nunca me he mareado”. Y mírame. Un asco de madre. Tumbada, sin poder cuidar apenas de mi otra hija. Asqueada. Read More