Timo Número Ocho: La Relación de Pareja

Recuerdo cuando éramos novios, cuando llevábamos meses saliendo: la pasión, la emoción, esas mariposas en el estómago, la incertidumbre… nos encantaba pasear de la mano, hablar por teléfono, cuando no estábamos juntos, horas y horas.

Pasaron los años, nació nuestra primera hija. Y el Amor inundó la sala de partos y nuestras vidas. Pero el vínculo de dos, se hizo tres, y esa rotura en el vínculo de dos dolió.

Yo no quería defraudar a nadie, ni amar menos a nadie (es decir, yo quería complacer a todos menos a mí misma). Leí que debía estar disponible para mantener relaciones sexuales con mi pareja lo antes posible: los ejercicios de suelo pélvico, intentar dormir para recuperar la líbido, perder peso para lucir atractiva… pero me costó dos años y algunos meses el sentir de nuevo las ganas de estar con él. Todo lo que hice antes era un esfuerzo, no salía de mí. Recuperadas las ganas, recuperé el placer. Read More

Timo Número Siete: La Familia

Desde que nacemos por todas partes se nos da a entender que la familia es lo primero, lo más sagrado, lo más auténtico, que los genes son estúpidos y que por ellos matas, que el padre y en especial la madre son poderes importantísimos en nuestras vidas. Cierto es que a través de ellos venimos, a través de ellos crecemos, vemos el mundo, aprendemos a sentir y a ser.

Todo esto es precioso y cierto, pero a la vez la mayoría de nuestras adoradas familias son nuestros peores enemigos aunque ellos no lo sepan y, lo que es peor, nosotros tampoco. Read More