A mi hijo le encanta la guardería

Hace unos meses escribí un artículo llamado «¿Busco guardería o cambio de vida?»  relacionado con el tema pero estaba más basado en la decisión de los padres que en la oferta para el niño. Quiero repasar y profundizar contigo los supuestos beneficios de las guarderías.

Como ya sabemos cada niño tiene su desarrollo y su momento para todo dependiendo de muchos factores. Nosotros, los padres debemos encargarnos de saber leer a nuestros hijos, de observarles y de facilitar lo necesario para que el niño pueda desarrollar sus nuevas inquietudes en un entorno seguro y de amor.

En algún momento a partir de los dos años, los tres, el niño comienza a adquirir una buena cantidad de palabras y expresiones: comienza a ser más independiente que antes, está adquiriendo el lenguaje. Read More

Quiero dominar a mi hijo e imponer una rutina

Hay padres que siguen teorías de crianza basadas en la rutina y la imposición estricta de normas. El niño es visto como un ser que debe ser dominado ya que no es capaz de tomar sus propias decisiones, es un ser que no sabe cuándo tiene hambre ni cuándo tiene sueño. Hay que decirle también cómo jugar, cómo relacionarse con otros.

Estas teorías machacan la individualidad, la autoestima y la creatividad del niño. De raíz. Lo convierten en un ser sumiso que no expresa lo que siente, que lo reprime. Read More

Si mi hijo está enmadrado le costará más relacionarse con otros niños

Esta sociedad soporta ver cómo regañamos a voces a nuestros hijos, cómo les compramos infinidad de artículos inservibles, cómo los dejamos llorar, cómo les exponemos a horas frente a la televisión y a los videojuegos, etc., pero critica a madres dando el pecho cuando el niño ya es «grande» , a alguien que duerma con sus hijos o a alguien que deje su trabajo para cuidar de sus hijos. Si no llevas a tu hijo a la guardería por ejemplo es que lo estás sobreprotegiendo y tu hijo va a tener muchos problemas futuros para relacionarse. Si duermes con tu pequeño entonces es que has perdido el norte y estás dejando que tu hijo reine tu vida. Read More

Mi cuerpo tras el embarazo y el parto

 No es raro ver en la prensa a esas mujeres que dan a luz y a la semana están ya siendo fotografiadas con el titular «ha recuperado su espléndida figura tras el parto». Hoy en día hay una especie de obsesión por ser físicamente igual o mejor que antes del embarazo y parto. Pues bien, aunque no seas famosa tu cuerpo se va a ver infinitamente beneficiado por el proceso.

Quiero compartir contigo mi experiencia, cómo mi cuerpo ha mejorado mil veces a lo que era antes de tener hijos: Read More

Los ejercicios «Kegel»

 Aparte de lo que hagas diariamente para ejercitarte mientras estás embarazada como nadar o pasear, los ejercicios Kegel deben estar en tu rutina. Y no sólo cuando estás embarazada como veremos. Cualquier momento de tu vida es ideal.

 Cuando se está embarazada el suelo pélvico sufre el peso de tu bebé. Si los músculos no están en forma puedes tener numerosos problemas durante y tras el embarazo. Muchas mujeres por ejemplo sufren de incontinencia después del parto, en algunas la incontinencia es crónica. Para evitar ése y otros males o para minimizar sus efectos, toda mujer, embarazada o no, debería ejercitar esos músculos pélvicos. Para eso están los llamados ejercicios Kegel. Read More

Quiero tu juguete

Los niños no tienen noción de juego con otros o en equipo hasta que no pasan la barrera de los tres años en adelante. Algunos lo hacen antes, otros después, cada uno tiene su ritmo. Si los niños se crían con otros niños por ejemplo, hermanos, etc., es más fácil que aprendan a jugar con otros antes que otro niño que se cría solo.

No es raro ver a padres que se juntan con otros padres para que sus hijos jueguen juntos. Todos los padres tenemos el deseo de que nuestros hijos puedan interactuar con otros mientras nosotros nos tomamos un café. Si esto se intenta antes de los 3 años (digo 3 años, pero ya sabes que varía) puede terminar en padres frustrados y niños malentendidos. Read More

¡Qué risa!

La capacidad de imitación que tienen los niños no tiene límites.

De las veces que mi hija me ha visto enfadada, ha aprendido a fruncir el ceño y hablar con voz grave como yo hago cuando me enfado. Pero también ha aprendido a reír y a sonreír. De esto último quiero hablarte.

En algún momento a partir del año, el bebé busca reírse contigo o con otros. Empieza a interactuar mucho más con los demás, cuando antes a veces se reía sólo, sin estímulo aparente. Si te ríes con él cuando se cae, por ejemplo, tu bebé se caerá a menudo para hacerte reír. Si te ríes cuando golpea a su hermano, a otro niño o a las paredes, lo hará más a menudo para hacerte reír. El bebé busca tu respuesta, está encontrando lo que es divertido y lo que no. Y ha descubierto que reírse con otros es mucho más divertido que hacerlo solo. Read More

Diez razones por las que una gran pelota inflada te puede hacer feliz

Una gran pelota inflada fue para mí, al igual que para miles de mujeres, la mejor amiga del embarazo, parto y posparto.

Las suelen llamar bolas Pilates pero en realidad las puedes encontrar con infinitos nombres. Son esas bolas gigantes que se llaman así porque se usan para hacer ejercicios. También las hay parecidas llamadas bolas Suizas. Las ideales son las que usan los Fisioterapeutas. Si puedes conseguir una de esas mejor que mejor. Suelen ser de material más duro y ocupan menos infladas que las de plástico normal.

Puedes usar la bola gigante para una infinidad de casos que voy a enumerar: Read More

El molesto «no»

Adquirir independencia no es fácil. Todos recordamos por ejemplo cuando montamos por primera vez en bici, dimos nuestro primer beso, votamos en unas elecciones o conseguimos nuestro primer trabajo remunerado. Si nos remontamos aún más en el tiempo recordaremos cuando éramos muy pequeños y de repente nos dimos cuenta que si decíamos «no» causábamos una reacción nueva en los demás, que podíamos negarnos a hacer algo, que después de todo éramos algo independientes de nuestra madre porque ella decía «sí» y nosotros replicábamos «no».

Todos los niños tienen una etapa del «no». Lo larga o intensa que sea depende de la reacción que provoca en los demás. Read More

¡Qué zapatos tan bonitos!

Qué bonitos están los bebés con esos zapatos tan a la moda, de distintos colores y formas, muy parecidos a los de adulto, van tan conjuntados… pero… ¿es bueno para su pie?

Recuerdo que mucha gente a mi alrededor me animaba a ponerle zapatos a mi hija porque iba a estar más calentita o porque iba a ganar estabilidad para aprender a andar, de hecho casi mejor que un zapato era una «botita» que también cubriese el tobillo.

Como para casi todos los tópicos infantiles, hay rumores extendidos que no tienen ninguna base lógica ni se basan en ninguna experiencia pero que pasan de madres a hijas y entre amigas con una facilidad pasmosa. Read More